dimecres, 20 d’agost de 2008

TOMATES SECOS Y QUESO DE CABRA EN ACEITE



Me encanta el mundo de las conservas , se pueden hacer tantas cosas ......y sobre todo para aquellos que tenemos la suerte de disfrutar de un huerto , bien organizado podréis disfrutar todo el año de productos de primera calidad y como no de un ahorro en la economía doméstica.
El secado de muchas hortalizas parece estar de moda , sobre todo de los tomates , porqué el tema de los pimientos choriceros , las guindillas , las ñoras, es tan habitual que ha pasado a un segundo plano.
En el caso de los tomates , para mi tiene una importancia especial , es un técnica de conservación muy popular en algunas zonas de la Península y en general por todo el mediterráneo , lo fundamental son unos buenos tomates y mucho sol , en esta zona donde yo vivo esta técnica no es habitual, posiblemente por la humedad que siempre hay en el ambiente, lo cual dificulta el secado y su posterior conservación,pero mi abuela, andaluza de Granada , me ha surtido de ellos durante muchos años, así que va por ella y por sus 92 primaveras.

Para secar los tomates:
TOMATES TIPO PERA
SAL Y SOL

Abrimos los tomates por la mitad y los limpiamos de semillas , los espolvoreamos con sal y los vamos colocando sobre una rejilla o una malla de esas que llamamos " de gallinero " , la malla debe estar al sol, bien tensada y que quede levantada del suelo de manera que circule el aire.
Los tendremos al sol hasta que estén secos y del grado de secado dependerá su conservación.
Os daré como ejemplo el secado de un pimiento choricero o unas ñoras o las guindillas, que están completamente secos , en el caso de los tomates no es necesario secarlos tanto y si luego los ponemos en aceite pues menos aún.
L a textura seria secos, sin agua, pero maleables.
Yo si los seco aquí , al atardecer los recojo y los guardo donde no pueda caerles humedad y así durante  un par de días.
Una vez secos, los guardamos o bien en un saquito de tela y luego están divinos en un potaje de garbanzos y bacalao , o en un arroz hervido, simplemente con unos ajos y un chorro de aceite de oliva...... o los ponemos en un tarro con aceite , aliñados con ajos , orégano..... éstos en concreto los utilicé para acompañar y dar sabor a un queso de cabra cremoso que hice.
 
QUESO DE CABRA

1 L DE LECHE DE CABRA
4 YOGUR GRIEGO o BIO o NATURALES
SAL 

ELABORACIÓN

Templar la leche de cabra a unos 38º- 40º añadirle los yogures y remover bien con una espátula de madera hasta que la mezcla esté bien homogeneizada.
Verter la mezcla en un recipiente de cristal o loza que tenga tapa , envolver en una manta el recipiente y procurar que mantenga esta temperatura durante toda la noche, cuando haya cuajado pasar esta mezcla a otro recipiente con un trapo de hilo o muselina , coger por las cuatro puntas y hacer un hatillo que colgareis para separar el suero de lo que luego será el queso, mantener a 6º-8º hasta que deje de gotear el suero.
Sacar de hatillo y hacer unas bolitas con las manos e introducirlas en un tarro (esterilizado previamente) con aceite de oliva , como veis yo las puse en el que aún me quedaban unos tomates y cogió ese sabor.
En cuatro o  cinco días podéis consumirlos y aguantan bien hasta dos semanas.

Es un aperitivo ideal,con verduritas frescas, unos crackers , tostadas con ajo y tomate....
En este caso con tomates secos.
2 tomates secos en aceite
2 bolas de queso de cabra cremoso
Crackers o tostadas
Y este es el resultado.
salud.

5 comentaris:

El Secretario ha dit...

Hola.

Eso de los tomates secos lo hemos vivido nosotros también.

Somos de un pueblo de Málaga y nuestras familias lo han hecho hasta no hace mucho.

Desde luego, tu receta con tanta elaboración propia, ha de estar riquísima.

El queso de cabra es una de nuestras debilidades. Aunque nunca lo llegamos a elaborar, mi suegra sí llegó a hacerlo cuando vivían en el campo.


Enhorabuena, saludos y buen provecho.

mai ha dit...

muchas gracias, no dudeis en probarlo y a ver si entre todos los que nos gusta la cocina y los buenos productos podemos recuperar esas cosas que dia a dia se estan olvidando.
SALUDOS Y HASTA PRONTO.

Mar ha dit...

Hola, Mai.
Me encanta tu blog. En casa tenemos huerta y sufrimos una agradable invasión de tomates, a los que combatimos secándolos al sol (en un par de días publico una entrada sobre ello)y envasándolos en tarros de cristal al baño maría.
Un saludo.
Mar (de Sabores Perdidos)

Ajonjoli ha dit...

Hola Mai,

pues la verdad que tu receta es muuuucho más ecológica que la mía :) Pero es que aquí hay mucha humedad, y no tengo terraza, así que no me quedó otra que secarlos en el horno, y ya aproveché para confitarlos. Pero de haber podido, los habría secado al sol como tú.

un beso.

Meritxell ha dit...

Una pregunta: pueden hacerse conservas hirviendo el tarro una vez lleno etc. Pero, si quiero conservar los tomates secos en aceite para irlos consumiendo paulatinamente y poquito a poco, ¿no se estropean? ¿Cuánto tiempo puedo tenerlos?

Gracias por vuestra sabiduría.