dissabte, 27 de setembre de 2008

LABNA CON TOMATES SECOS

El Labna es un queso elaborado a partir del yogur y conservado luego en aceite de oliva originariamente era elaborado con yogur de leche de cabra u oveja pero es optativo hacerlo con el de vaca.
Es ideal como aperitivo con unas tostadas o acompañando ahumados como salmón o trucha.

En este caso yo lo acompañé con unos tomates secos en aceite y unos crackers de pan italiano.

La elaboración del queso no es complicada , ved :

INGREDIENTES

2 L DE QUESO GRIEGO ( podéis hacerlo con cualquier otro, cabra, natural,......)
75 ML DE ACEITE DE OLIVA
ZUMO DE MEDIO LIMÓN
1 C/C DE SAL
ACEITE DE OLIVA PARA CUBRIR EL TARRO

OPTATIVOS:

HIERBAS AROMÁTICAS SECAS
GUINDILLAS SECAS
PIMIENTA EN GRANO

ELABORACIÓN:

Es de elaboración muy sencilla aunque tiene varios pasos y hay que ser muy meticuloso con la esterilización de los utensilios a utilizar.
En primer lugar se coloca el yogur en un cuenco , preferiblemente de cristal y se le añade el aceite , el zumo de limón , la sal y las especies o hierbas aromáticas que se deseen ; en mi caso siempre prefiero echarlas al tarro , pues acaban oscureciendo el queso , en el tarro también pasa , pero para cuando sucede ya nos lo hemos comido.

Una vez están juntos mezclar todo muy bien , coger otro cuenco grande y poner una tela de muselina ( yo tengo una de hilo ,si es muy fina poned dos ) y verter el queso en ella.

Atar los extremos de la muselina con un cordel y colgar encima del cuenco , el yogur comenzará a soltar suero , guardar en la nevera o en una fresquera colgado , pero que no haya calefacción 6-8 º C durante dos o tres días.

Pasado este tiempo y una vez la mezcla no suelte ya suero , refrigerarla bien para que sea mas firme al tacto , se puede manejar mejor y procurad tener las manos frías , podéis ir poniéndolas en agua con hielo y luego secarlas con papel absorbente , a partir de ahí moldear las bolitas , del tamaño de una nuez están bien.

Si es necesario refrigeradlas de nuevo para que mantengan su forma y a partir de ahí ya se pueden colocar en el tarro esterilizado.

Se vierte el aceite de oliva de forma que cubra el queso por completo , golpear el tarro sobre el mármol con un trapo debajo para eliminar alguna burbuja de aire que pudiera haber y taparlo.

Una vez echo esto se pueden consumir a partir de unos cinco días y duran varios meses aunque no lo hemos podido comprobar.

Están deliciosos con pan pita y verduritas crudas como aperitivo, aunque esta vez los acompañé de tomates secos que había puesto a macerar junto con el queso , que éste en concreto llevaba orégano y los serví con unos crackers italianos.

Buen provecho.

2 comentaris:

Marcela ha dit...

Descubro ahora este post tuyo sobre el labneh, que me encanta! Tengo que repasar el procedimiento que había utilizado hace un tiempo, porque justo estaba pensando en prepararlo. Pero me parece, si no recuerdo mal, que yo primero colaba el yogur, y después le agregaba hierbas y aceite. Claro que no era para formar bolitas, si no más bien como dip.
Mañana busco las anotaciones que tenía en el blog y verifico eso.
Me gustaría prepararlo como este aquí.
Un beso y hasta prontito,
Marcela

La cuina vermella ha dit...

No en teníem ni idea del labneh, gràcies per compartir-ho Mai. Ens alucinens, tens un munt de coneixements i els expliques tant bé.
petons.